Grado y Máster de Multimedia Universitat Oberta de Catalunya
Diseño de Interfaces Grado y Máster de Multimedia

Evaluación de la accesibilidad

Introducción

Para evaluar o validar la accesibilidad de un sitio web, hay diferentes métodos. En todo caso, es importante comprobar la accesibilidad desde las primeras fases del desarrollo para poder corregir a tiempo los errores que pueda haber.


Evaluación preliminar de la accesibilidad

La evaluación preliminar es importante para identificar con rapidez problemas de accesibilidad de un sitio web, aunque no garantiza que se detecten todos los errores. Por lo tanto, se tendría que completar con otros métodos de validación.

La evaluación preliminar combina la validación manual de páginas representativas del sitio con el uso de herramientas de evaluación semiautomáticas. No es necesario que los evaluadores tengan conocimientos técnicos de HTML, aunque sí deberían estar familiarizados con el uso de navegadores.

Para llevar a cabo una evaluación preliminar, hay que seguir cinco pasos (adaptado de W3C, 2006):

Paso 1. Seleccionar páginas representativas
Se selecciona un grupo de páginas del sitio que resulten significativas, según estos criterios:

  • Se incluyen todas las páginas a las que los usuarios suelen entrar más a menudo (por ejemplo, la página de inicio).
  • Se incluye una variedad de páginas con diferentes diseños y funcionalidad (por ejemplo, páginas con tablas, formularios o contenidos dinámicos, páginas con gráficos informativos o páginas con scripts o aplicaciones especiales).

Paso 2. Examinar las páginas utilizando navegadores
Se utiliza un navegador (como Firefox, Internet Explorer, Netscape Navigator, Opera, Safari u otro) para examinar las páginas seleccionadas, ajustando la configuración del navegador de la manera siguiente:

  • Desconectar las imágenes y comprobar si hay texto alternativo allí donde estaban las imágenes.
  • Desconectar el sonido y comprobar si el contenido del audio está disponible mediante texto.
  • Utilizar los controles del navegador para cambiar el tamaño de la fuente: verificar que la fuente cambia de tamaño y que la página todavía se puede utilizar después del cambio.
  • Comprobar las páginas con diferentes resoluciones de pantalla, escalando la ventana del navegador a un tamaño algo inferior al máximo para comprobar que no aparece el scroll horizontal.
  • Configurar el monitor en monocromo para observar si el contraste de color es adecuado.
  • Sin utilizar el ratón, usar el teclado para navegar a través de los enlaces y campos de formulario de la página, comprobando que todos son accesibles y que los enlaces indican con claridad adónde se dirigen.

Paso 3. Examinar las páginas utilizando navegadores especializados
Utilizar un navegador de voz (por ejemplo Home Page Reader) o un navegador de texto (por ejemplo Lynx) para verificar las páginas seleccionadas y comprobar dos cuestiones:

  • ¿Es equivalente la información disponible a través del navegador especializado a la que existía en el navegador habitual?
  • ¿Tiene la información un orden inteligible cuando se lee secuencialmente?

Paso 4. Utilizar herramientas automáticas de evaluación de la accesibilidad
Utilizar al menos dos herramientas automáticas de evaluación de la accesibilidad para analizar las páginas seleccionadas. Hay que tener en cuenta que las herramientas automáticas no son exhaustivas y que deben ir acompañadas siempre de un control manual.

Paso 5. Documentar los resultados obtenidos
Los resultados de los exámenes manuales y de la validación automática tienen que documentarse de la manera siguiente:

  • Anotar los problemas encontrados, así como los aspectos positivos que se tienen que mantener a medida que se desarrolle el sitio.
  • Anotar el método con el que se identificaron los problemas encontrados e indicar que la validación no ha sido positiva.
  • Recomendar pautas de seguimiento, como la evaluación de conformidad, para evaluar el sitio web en las siguientes fases de su desarrollo.

Evaluación de conformidad de la accesibilidad de un sitio web

La evaluación de conformidad determina si un sitio web cumple los estándares de accesibilidad (pautas WCAG 2.0). Combina métodos automáticos, semiautomáticos y manuales de validación de la accesibilidad. Se puede utilizar tanto en el desarrollo de un nuevo sitio web como en un sitio ya existente.

Los evaluadores deben estar familiarizados con los lenguajes de etiquetas web (como HTML), tener experiencia en la navegación por la web y conocer el funcionamiento de las herramientas de evaluación.

La evaluación de conformidad incluye los siguientes pasos (adaptado de W3C, 2006b):

Paso 1. Determinar el alcance de la evaluación
Incluye los siguientes pasos:

  • Determinar el nivel de conformidad (A, AA o AAA) con las pautas WCAG que se quieren alcanzar.
  • Seleccionar el grupo de páginas del sitio que resultan más significativas, según estos criterios:
    • Incluir todas las páginas a las que los usuarios suelen entrar más a menudo (por ejemplo, la página de inicio).
    • Incluir una variedad de páginas con diferentes diseños y funcionalidad (por ejemplo, páginas con tablas, formularios o contenidos dinámicos, páginas con gráficos informativos o páginas con scripts o aplicaciones especiales).
    • Incluir todas las páginas del sitio web en una URL para su evaluación automática y semiautomática.

Paso 2. Utilizar herramientas de evaluación de la accesibilidad
Validar el código de las páginas seleccionadas, incluyendo la sintaxis y las hojas de estilo. Ejecutar al menos una herramienta que evalúe todo el sitio (ved http://www.w3.org/qa/tools/).

Paso 3. Evaluar manualmente las páginas seleccionadas
Este paso consiste en:

  • Examinar las páginas seleccionadas utilizando la lista de comprobación de accesibilidad.
  • Examinar las páginas utilizando al menos tres combinaciones de las variables siguientes:
    • diferentes navegadores (como Firefox, Internet Explorer, Chrome, Opera, Safari u otros),
    • en diferentes versiones (de las más antiguas a las más recientes),
    • en diferentes plataformas (Windows, Linux, Mac).

Ajustar la configuración de los navegadores de la manera siguiente:

  • Desconectar las imágenes y comprobar si hay texto alternativo allí donde estaban las imágenes.
  • Desconectar el sonido y comprobar si el contenido del audio está disponible mediante texto.
  • Utilizar los controles del navegador para cambiar el tamaño de la fuente: verificar que la fuente cambia de tamaño y que la página todavía se puede utilizar después del cambio.
  • Comprobar las páginas con diferentes resoluciones de pantalla, escalando la ventana del navegador a un tamaño algo inferior al máximo para comprobar que no aparece el scroll horizontal.
  • Configurar el monitor en monocromo para observar si el contraste de color es adecuado.
  • Sin utilizar el ratón, usar el teclado para navegar a través de los enlaces y campos de formulario de la página, comprobando que todos ellos son accesibles y que los enlaces indican con claridad adónde se dirigen.
  • Examinar la página sin cargar scripts, hojas de estilo, applets y otros objetos incluidos.

Paso 4. Examinar las páginas utilizando navegadores especializados
Utilizar un navegador de voz (por ejemplo Home Page Reader) o un navegador de texto (por ejemplo Lynx) para verificar las páginas seleccionadas y comprobar dos cuestiones:

  • ¿Es equivalente la información disponible a través del navegador especializado a la que existía en el navegador habitual?
  • ¿Tiene la información un orden inteligible cuando se lee secuencialmente?

Paso 5. Leer y evaluar el contenido de las páginas
Leer las páginas seleccionadas y comprobar si el texto es bastante claro y sencillo para los objetivos del sitio.

Paso 6. Documentar los resultados obtenidos
Anotar los problemas encontrados, así como los aspectos positivos tanto para cada página como para el conjunto del sitio. Recomendar pautas de seguimiento, corrección de los errores encontrados, mantenimiento de los aspectos positivos y actualización de evaluaciones del sitio.


Referencias