Grado de Multimedia Universitat Oberta de Catalunya
Imagen y Lenguage Visual Grado de Multimedia

¿De qué se ocupa la ortotipografía?

David Gómez Fontanills

Es sabido que la ortografía regula por medio de normas cómo se escribe una lengua (sin distinguir si se hace manual o tipográficamente) y que la tipografía se ocupa del diseño de los tipos y de cómo se combinan en la escritura no manual. La ortotipografía se ocupa de las convenciones para escribir una lengua con caracteres tipográficos. Trata de lo específico de este tipo de escritura que va más allá de con qué letras y signos diacríticos se escriben las palabras (ortografía) y de qué interletrado, interlineado, inicios, finales y longitudes de líneas usamos (tipografía). Se ocupa especialmente del uso de los signos de puntuación, de las mayúsculas y minúsculas, de cuándo utilizar negritas o cursivas, cómo escribir cantidades y otros números, cómo diferenciar las citas o los diálogos y cosas de ese tipo en las que los signos tipográficos están al servicio de los contenidos y la expresión del texto.


Ejemplo: errores tipográficos, ortográficos y ortotipográficos

Este ejemplo muestra la diferencia entre errores tipográficos (en rojo), ortográficos (en azul) y ortotipográficos (en amarillo). Tipográficos: la columna del texto de la izquierda es demasiado estrecha en número de caracteres para el tamaño del cuerpo de texto, al tener alineación justificada se abren espacios demasiado grandes entre palabras como en la primera línea, la octava o la antepenúltima, entre otras. En el texto de la derecha no pasa porque tiene la columna más ancha y en algún caso donde pasaba se ha corregido con la partición de palabras. El interlineado a la derecha también es demasiado estrecho, incluso algunas descendentes se juntan con las ascendentes como la «p» de «Europeos» con la «d» de «nada» o la «g» de «congreso» con el acento de «jamás». Ortográficos: el verbo «haber» en castellano lleva hache, por lo tanto «an» y «abía» son incorrectas; la terminación en «n» en agudas se acentúa, como en «autorización» y «concesión» y «virtud» va con uve. Ortotipográficos: después de un punto y seguido se pone un espacio antes de la palabra siguiente y también después de coma; ni con puntos ni con comas se pone espacio ante la letra anterior. Las cifras no se separan con punto en los millares cuando se refieren a años, cuando son cantidades la separación se hace con puntos en la tradición latina, no con comas como en la tradición anglosajona. Instituciones como «el Congreso» van en mayúsculas igual que nombres de carreteras o vías como el «Central Mexicano» y la «Nacional Mexicana», en cambio «mexicano» no va en mayúscula cuando es adjetivo de «Gobierno»; tampoco «europeos» o «estadounidenses» se pone con inicial en mayúsculas.


 

Pero no hay normas ortotipográficas. Hay convenciones, definidas por la tradición tipográfica y adecuadas para cada contexto (un manual, una novela, una obra de teatro, una revista…). Y para cada lengua la tradición ha sido diferente. Por lo tanto tenemos que conocer las convenciones y saber adecuarlas al contexto de la lengua en que está escrito el texto, del género de escritura, del contenido y del medio donde se publica. En el ámbito de los nuevos medios tenemos que saber adaptar la tradición con criterio, buscando hacer legible y comprensible el texto; escogiendo una solución y manteniendo la coherencia interna en la publicación (las mismas soluciones para las mismas situaciones).

Una diferencia importante entre tipografía y ortotipografía es que los criterios de aplicación de la primera suelen ser comunes para lenguas que comparten un alfabeto y una dirección de escritura; en cambio las convenciones ortotipográficas están vinculadas a cómo se escribe una lengua específica. En la práctica de composición de textos hacemos tipografía cuando nos ocupamos de los aspectos visuales de la elección de la fuente y la disposición de las letras para conseguir una buena legibilidad y coherencia estética. Hacemos ortotipografía cuando nos ocupamos de la elección y aplicación significativa de determinados signos tipográficos en el texto.

Según Sílvia Senz (Senz, 2012) estos son los ámbitos de la ortotipografía:

  • grafía y aplicación de las variantes de la letra tipográfica: redonda, cursiva, negrita, versalita, ancha, estrecha, superíndice y subíndice.

  • convenciones de alineación del texto

  • disposición (a párrafo seguido o a párrafo separado) de las citas

  • puntuación de todos los elementos de textuales (texto general) y extratextuales (texto de pie de imagen, cuadros, gráficas, etc.)

  • signos (llamadas y notación) utilizados en los diversos tipos de notas y puntación que las afecta

  • uso de espacios fino, de pelo y fijo

  • grafía y puntuación de enumeraciones en listas (apartados y subapartados)

  • normas de partición o separación de elementos de texto (palabras, abreviaciones, símbolos, unidades consonánticas, diptongos, triptongos, dígrafos, trígrafos, títulos, direcciones de internet, etc.) a final de línea

Para saber más

D. Gómez – Fundación UOC 2015 – CCBYSA 4.0se

Col·laborador docent de la UOC des del 2000. És consultor a l'assignatura d'Imatge i llenguatge visual (ILLV) des de 2009. Coautor dels materials didàctics d'aquesta assignatura i de la de...